Amaneciendo

Amaneciendo
Luz del interior/Foto de Internet

viernes, 23 de enero de 2015

Canto vigésimo primero

¡Y saber que tu mirada es el jardín de un universo y que esto no es un sueño!







Amanece la grácil nube de mi tenue sueño.
Apenas creo que tu cuerpo está entre mis brazos
y que mi pecho sostiene tu cabeza.
Apenas...
Apenas los cortafuegos peinan sus corolas envueltas de lana.
Apenas las mariposas son bellas comparadas con tu alma
de blancanieves y rompeolas.

Eres la muchacha que hace de mi corazón un estuario de sueños.

El presente es relajante,
acogedor,
tranquilo,
entrañable,
AHORA nos une y eterniza.